miércoles, 24 de marzo de 2010

Hey, ya no te sigo en Twitter

Twitter es una fantástica herramienta social. Después de algo más de un año usándolo he adquirido una considerable cantidad de conocimiento e información de las personas que sigo y que sin duda alguna han enriquecido y entretenido mis horas y días. También he ganado amistades y conocidos, mucha gente interesantísima que de otra manera, aún en varias instancias estando geográficamente cerca, probablemente no habría conocido. Como en todas las interacciones sociales, las relaciones en Twitter (quizá de manera acelerada por la naturaleza del medio) evolucionan y profundizan sus cimientos; se socavan y desaparecen; llegando al punto en el que o no te interesa lo que esa persona tiene que decir o simplemente no lo quieres escuchar porque viene de esa persona en particular.

Viene unfollow. He decidido remover a estos tipos personas en mi timeline por una variedad de razones:

1. El que se cree blogger: …Porque postea artículos de noticias de otras fuentes copiados palabra por palabra. Noten que mis posts usualmente están separados entre sí por semanas o hasta meses. Eso es porque no tengo nada que considere importante que decir en el blog y no por eso voy a escribir tonterías. Hay gente que es mucho más prolífera y sí pueden escribir artículos interesantísimos de manera casi constante (Caso en punto: Eliax) Pero si usted no tiene nada que decir no plagie y parafrasee la información que un profesional realizó con esfuerzo.

2. El RT Machine: El que se pasa el día haciendo RTs de @ihatequotes y demás, sin decir nada, nada nuevo que se le ocurra a él mismo. Mejor sugieran un follow a la persona que consideran interesante. Por supuesto, siempre habrán algunos tweets o artículos que uno quiere compartir, pero cuando analizas tu TL y más de la mitad de tus tweets son regurgitados? No creo me interese seguirte.

3. Twitter: Psicólogo/Médico de cabecera: Gente que sólo se conecta para quejarse, como si algún doctor va a leer su timeline y les hará un diagnóstico. Todos tenemos uno o dos días consecutivos que estamos no-tan-bien, pero cuando leerte es consistentemente el downer del día, no.

4. Opino esto de ti, pero soy un cobarde y te lo digo sin mention: Alguien por ahí dijo que una regla de oro de Twitter es que si algo no tiene mention no te lo tomes para ti, pero pasa que alguien está visiblemente dolido por algo que hiciste y envés de decírtelo empieza a tirarlo a la intemperie. Si tienes más de 16, no te luce.

5. Cool, pero no para mí: Dices muchas cosas interesantes sobre un área o tema, pero ninguna que yo considere relevante. Nada personal, simplemente no somos compatibles. He hecho unfollow a gente que me cae de lo más bien, pero la personalidad que eligieron en Twitter no es lo que me interesa tener en mi timeline. Si te tengo en otra red social no eres tú, eres tú en Twitter.

6. no c escrivir: Si me dieran el significado de la vida y la existencia del Universo con faltas ortográficas garrafales no lo leería; menos a alguien en Twitter que parece no haber superado la primaria.

Nótese que casi todos (incluyéndome) somos transgresores de estos puntos en algún momento. Entonces, a quién sigo en Twitter? Mi criterio más importante es que seas alguien que aporte de sí a través de su timeline; si te leo constantemente en algún punto me harás reír, me harás saber algo que desconocía o me instarás a interactuar contigo.

Y al final del día yo soy sólo uno de millones, si no los sigo no se me ofendan, no es nada personal! No creo que haya que dar explicaciones, es la prerrogativa de cada uno.

5 comentarios:

Alejandro dijo...

Creo que los puntos que expresas en tu post son validos y especialmente la última parte. NO ES NADA PERSONAL. El seguir a alguien o no en twitter es para mi otra ramificación del derecho de expresión. Nadie tiene derecho a juzgarme por lo que pienso de igual forma como no tienen derecho a juzgarme por lo que considero interesante y decido o no seguir en mis timelines. Cool post.

Gibrán dijo...

Thanks! Creo que para bien o para mal juzgar es parte intrínseca del ser humano; todos juzgamos a los demás de una forma u otra. El detalle está en siempre, siempre recordar que nuestros juicios son totalmente subjetivos y que cada quién tiene derecho a hacer lo que mejor le parezca... Siempre que no afecte adversamente a los demás :)

Jose Elias dijo...

Me gustó mucho este post :)

Sin duda alguna, algunas personas se ofenden si uno no les hace un Follow después que ellos le hacen un Follow a uno!

Incluso tuve que escribir un artículo al respecto en eliax: http://eliax.com/index.cfm?post_id=6601

Gibrán dijo...

Gracias José, significa mucho viniendo de ti! Había leído tu artículo y eso tiene sentido por el uso que le das a tu cuenta.

La limitación (a mi parecer)de los RSS es que no puedes comentar o compartir el contenido con un público específico de una manera tan simple como Twitter; aparte de que permite que puedas tener un "RSS" de gente común que a veces se topa con eventos de interés más rápido que los demás medios tradicionales y virtuales (caso en punto, la explosión en Tamboril anoche). :)

Jose Elias dijo...

Sin duda alguna Gibrán, para cosas en tiempo real hay pocas opciones mejor que Twitter, y de su sencillez creo que no tiene competencia :)

Una cosa que creo aumentaría considerablemente el uso de Twitter es si uno pudiera tomar un tweet y empezar una conversación al estilo los comentarios en blogs o facebook.

No se honestamente si eso dañaría el corazón de lo que hace a Twitter lo que es, pero creo que valdría la pena explorar esa vía.

Yo por ejemplo tengo que direccionar a los lectores de los tweets de eliax a que comenten en Facebook (en donde se replican los tweets), lo que no es nada cómodo y aliena a muchos potenciales comentarios.